viernes, 7 de junio de 2013

George R. Martin defiende el capítulo Las lluvias de Castamere ante las críticas de los fans

la gran legión de fans que acumula Juego de Tronos en sus tres temporadas y si bien este domingo que viene, 9 de Junio, emitirá el final de su tercera entrega, el penúltimo emitido la pasada semana ha provocado el que muchos seguidores se quejaran al responsable de la saga de novelas en las que se basa la serie, George R. Martin y que ha tenido que defender ahora lo que se vió hace unos días. “Las lluvias de Castamere, o “The The Rains of Castamere” es el penúltimo episodio de la tercera temporada de Juego de Tronos que congregó el pasado domingo a más de cinco millones de espectadores (y a muchos más si pensamos en las descargas) los cuáles fueron testigos de la que se conoce como “La Boda Roja” y que dejó a más de uno con la boca abierta. Otros en cambio se han sentido mal, muy mal y aunque muchos espectadores ya sabían que pasaría si bien se habían leído antes el libro, se produjeron una serie de quejas e incluso amenazas contra el autor de la saga literaria y productor de la serie George R. Martin. «Como lector o espectador siempre me ha gustado que el suspense fuera real», ha explicado Martin en un programa de televisión. «Quiero que mis lectores y espectadores tengan miedo cuando mis personajes estén en peligro -ha recalcado-. Quiero que tengan miedo de pasar a la siguiente página porque el personaje puede que no sobreviva» Martin no se siente mal por las muertes producidas en el episodio aunque ha lamentado el haber “dejado sin trabajo” alguno de los actores. «Una cosa es matar a estos personajes cuando sólo son personas en el papel, pero cuando conoces a los actores que les dan vida y sabes que estas dejando a gente sin trabajo, eso te hace sentir un poco culpable», ha continuado.