lunes, 24 de enero de 2011

el pecado de oyuki cuando las novelas eran novelas






El Pecado de Oyuki fue una historieta romántica mexicana publicada por primera vez en la revista 'Lágrimas, Risas y Amor]' el día 11 de abril de 1975 con argumento de Yolanda Vargas Dulché, quien explotaba en sus historias los escenarios exóticos y el melodrama. Narra la vida de 'Oyuki' una geisha arrasada por la injusticia y el maltrato de su propio hermano. Todo el tiraje de la revista terminaba agotado pues tenía una gran demanda entre los lectores. Volvió a ser publicada por la editorial Vid en 2006.

Entretanto, fue adaptada al formato de telenovela por la misma Yolanda en producción de Lucy Orozco para Televisa en 1988 y transmitida del 15 de febrero al 5 de agosto del mismo año por el horario estelar de las 21:00 de El Canal de las Estrellas. Fue protagonizada por Ana Martín, Boy Olmi y Salvador Sánchez todos ellos realizando magistrales interpretaciones. Junto al trabajo de producción y el grupo de actores lograron poner al melodrama como uno de los más grandes éxitos nacionales e internacionales en la historia de la televisión. Ha sido una de las únicas telenovelas mexicanas transmitidas en Japón, país donde gozó de un gran éxito y aceptación gracias a la temática y ambientación que simulaban dicho país. También es considerada, la primera telenovela mexicana con temática internacional.



A finales del Siglo XIX y principios del XX, en una pequeña aldea japonesa vive Oyuki Ogino, una bella mujer, buena y honesta cuya belleza y atributos físicos son aprovechados por su hermano ambicioso Yutaka Ogino quien contra su voluntad la convierte en una geisha y empieza a explotarla para sacarle dinero con el que pueda mantener sus vicios.

Obligada y resignada, Oyuki empieza a trabajar mientras que los hombres de las afueras pagan grandes cantidades para que Oyuki los entretenga con su espectáculo, uno de esos hombres es Irving Pointer un pintor de origen inglés que llega a Japón en busca de paisajes, entonces Irving se enamora locamente de Oyuki y éste logra presentarse y conocer a la geisha.

Con el tiempo Irving se decide y opta por comprometerse con Oyuki sacándola del lugar donde trabaja, Irving pide a Ogino la mano de Oyuki pero éste no recibe bien la noticia, pues darle a Irving la mano de Oyuki significaría para él dejar de ganar dinero por medio de su hermana.

Al saber que Irving es de una familia inglesa muy acomodada y de gran prestigio, Ogino accede al matrimonio, Oyuki piensa que ahora podrá ser feliz sin imaginar que los padres de Irving son ahora quienes se oponen al matrimonio de su hijo con una geisha, Irving decide casarse de una vez por todas con Oyuki, ahora los dos logran encontrar la felicidad con la llegada de su primera hija a quien nombran como Yuriko.

Ogino en una de sus constantes discusiones con Irving termina matándolo accidentalmente de un disparo, Ogino logra zafarse cuando culpan a Oyuki del terrible crimen cometido por su hermano. Toda la evidencia y antecedentes circunstanciales no favorecieron a Oyuki, quien es apresada, juzgada y condenada a veinte años de prisión. Su hija Yuriko de dos años de edad es enviada con sus abuelos paternos Charles y Elizabeth.

Pasan quince largos años mientras Oyuki sigue apresada y su hermano Ogino se encuentra al borde de la muerte. A Oyuki le permiten ver a su hermano custodiada por la policía. Entonces Ogino confiesa su crimen antes de morir permitiendo que Oyuki salga por fin libre después de quince de los veinte años de encierro lejos de su hija. Ahora libre, Oyuki debe viajar para ir en busca de su hija Yuriko quien ahora es una dama inglesa de 17 años y ve a su madre como extraña por haber estado ausente tantos años



2 comentarios:

  1. Me llena de mucho orgullo saber que una novela mexicana tuvo tanto éxito internacional, me inspira mucho. Leí sobre la novela en una revista pero solo decía un pequeño comentario, gracias por publicar esta pequeña reseña que ha saciado un poco mi curiosidad.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, pensar que fui un niño pequeño cuando vi la novela, pero tengo vagos recuerdos que con esta reseña se me fueron viniendo a la mente mas claramente, y la verdad que tiene un trama de muy buena calidad, y la escenografía creada es espectacular al igual que la indumentaria, esas si eran telenovelas que daba ganas de ver sin moverte de tu tv, no como ahora que sacan versiones modernas y con un trama y actuación que parece echa para menores o autistas, es lamentable, oyuki si es una novela que no me cansaría de ver si pudiera verlo de nuevo varias veces ojala que lo vuelvan a pasar me encantaría verla nuevamente es fascinante.

    ResponderEliminar